Crónicas Hispánicas del siglo XXI

La visión hispanoamericana de la actualidad mundial desde diferentes puntos del planeta

Cuento de esta, nuestra Comunidad

Posted by aescalante en febrero 8, 2010

Hace tiempo que el edificio empezó a presentar grietas, pero el presidente de la Comunidad decía que sólo eran desconchones en la pintura.

-. “Nada importante. Sois unos exagerados y sólo queréis fastidiarme”.

El del 2º Derecha, sin embargo estaba preocupado.

-. “Cuando mi padre era el presidente, tenía la finca tan bien cuidada que nunca aparecieron grietas. Pero todo lo que tocas tu, lo acabas jodiendo. ¿Por qué no llamamos a algún arquitecto para que mire estas grietas y nos diga si tenemos que hacer alguna obra?”

Pero el presidente de la Comunidad se negaba.

-. “¡Qué no son grietas! ¡Qué pesado eres! De todas formas, para que te quedes tranquilo, les voy a dar un poco de yeso y una manita de pintura. Va a quedar como nuevo”.

Así lo hizo, pero al poco tiempo, las grietas estaban otra vez a la vista. Él, armado de paciencia, cogía de nuevo la llana y la brocha. Pero cuando se descuidaba, allí estaban otra vez. Al final, tuvo que reconocer la evidencia.

-. “Vale. Es cierto –dijo- son grietas. Pero no son tan grandes. Y además, son culpa del edificio de al lado. Se les ha caído un muro y ha repercutido en nuestro bloque. En cuanto lo arreglen ellos, asunto solucionado. No habrá que preocuparse más”

-. “Hombre, presidente, no basta con que los del portal de al lado arreglen su muro. Nosotros deberíamos solucionar nuestras grietas con algo más que yeso y pintura”

-. “He dicho que no. Además, la mayoría de los vecinos me apoya”

Así quedó la cosa. Con el paso de los meses, la Comunidad vecina comenzó a rehabilitar por completo el edificio. Echó abajo muros, revisó estructuras e incluso limpió su fachada. Invirtió mucho dinero en una obra que provocó molestias, ruidos, peleas y disgustos. Incluso le costó el puesto al antiguo presidente, muy quemado ya con otras peleas internas ajenas a las grietas. Aún falta tiempo para que esté terminada. Pero ya empiezan a verse resultados y cuando coinciden en el ascensor, los vecinos ya hablan de que lo peor parece haber pasado.

En nuestra Comunidad, empero, las grietas se han convertido en agujeros y los agujeros empiezan a convertirse en boquetes que no hay yeso que los oculte. El presidente ha empezado a asustarse y decide cambiar el discurso.

-. “Vecinos, soy consciente de las deficiencias de la finca. Pero tened en cuenta que hemos aguantado casi un año más que los del portal de al lado y no nos hemos tenido que gastar tanto dinero como ellos. Además, nuestras grietas son culpa de que mi predecesor abusó de unos ladrillos caros y de poca calidad. Pero claro, como se los vendían sus amigos…”

-. “Presidente –dijo el del 2º Derecha-  nosotros también hemos gastado mucho dinero. Y lo peor es que nos hemos endeudado para poner parches que no han servido para nada.Y ahora que necesitamos el dinero, no lo tenemos. Tendremos que reducir los gastos todo lo que podamos”

-. “¡Hay que ver cómo eres! ¡No sabes más que quejarte y tocarme los cojones! Acabo de admitir que es necesario hacer obra. ¿Tampoco estás contento?”

-. “Me alegro de que al fin veas lo evidente, pero no tengo más remedio que recordar a los vecinos que yo ya había avisado de que llegaríamos a esta situación. Pero para que veas que no es nada personal contra ti, me ofrezco a ayudarte”

-. “No hace falta, puedo yo solo. Y prometo que la derrama no será muy cara. Que hay muchos vecinos pensionistas que no pueden permitirse excesos. Por no hablar de los chavales que están estudiando. O esos ecuatorianos que viven en el 1º. Esta obra la van a pagar sobre todo los que más dinero tienen”

Dicho esto, cada uno subió a su piso. El presidente miró a su mujer, pero se dio cuenta de que hacía tiempo que ya no apoyaba su política económica. Diríase que había dimitido. Que le había abandonado despues de años amagando con divorciarse. Pero no le importó. Todavía le quedaban sus hijos. “Jóvenes e inexpertos, sí, pero al menos no me van a llevar la contraria mientras no se independicen”, pensó.

El del 2º Derecha iba a meter la llave en su cerradura cuando escuchó mucho jaleo dentro de casa. Abrió la puerta se hizo el silencio. Enseguida su mujer puso su mejor sonrisa y le preguntó qué tal le había ido con el presidente. Él les contó lo sucedido y todos le dijeron que llevaba más razón que un santo. Pero él no era tonto. Sabía que en el fondo lo que pasaba es que no se atrevían a llevarle la contraria. No le veían capaz de acabar con el presidente y ellos empezaban a pensar en el día despues de la derrota de su padre. Una más.

Era consciente de que estaba ante su última oportunidad. No podía desprovecharla. El presidente estaba débil. Desorientado. Había tenido que admitir aunque fuera a regañadientes que infravaloró la importancia de las grietas. Si no cuento con el apoyo de los míos, se dijo, lo disimularé y buscaré el respaldo de los demás vecinos.

Pero su plan tenía un serio problema. Con casi todos los vecinos tenía un amplio historial de enfrentamientos desde que su padre, con su imponente bigote y su mala leche, ocupó la presidencia. Sobre todo con los de los áticos. Para él, casi como si fueran extranjeros.¡Pero si se pasaban la vida quejándose de las normas de la finca! Demasiado independientes para su gusto.

En cualquier caso, estaba dispuesto a tragarse todos los sapos necesarios. Todo por la presidencia. Perdón, todo por salvar el futuro de la Comunidad. Además, algunos de esos vecinos siempre se dejaban convencer si les prometía algo a cambio bajo cuerda. Ya lo habían hecho otras veces. “¿Por qué no ahora?”

Mientras tanto, el presidente seguía a lo suyo. Sabía que había que hacer reformas. Se lo decían cada vez que hablaba con los presidentes de otras fincas. Su Comunidad iba camino de la ruina. Pero había vecinos muy reacios a meter la piqueta. Y le tenían pillado por los huevos. Algunos, despreciativamente, les llamaban los sindicalistas. El presidente sabía que esos vecinos tenían las armas para alborotar al resto del vecindario hasta hacerle caer. Y que si hasta ahora no las habían usado, era porque él había pagado religiosamente las deudas que contrajo con ellos para que le ayudaran a echar a su predecesor. El del bigote.

Y con esos dilemas llegaron a febrero de 2010.

El presidente, se preguntaba como hacer la reforma sin enfadar a los sindicalistas. Confiaba en que no se le fuera de las manos. “De momento voy a ganar tiempo. Pediré ideas a los vecinos. Diré que las estoy estudiando. Luego explicaré que estamos estudiando los presupuestos y eligiendo la cuadrilla de albañiles. Espero que mientras tanto baje la marea y calculo que para entonces habré recuperado la confianza de mis vecinos. O ya se me ocurrirá alguna idea para ilusionarles y que se olviden de las jodidas grietas”

El del 2º Derecha era consciente de que no podía dejar pasar esta oportunidad. Su última oportunidad. Aunque a veces se preguntaba para sí mismo si merecía la pena. Pensaba en los próximos años y le daba hasta pereza. “Si padre hubiera dejado el piso de Madrid a alguno de mis hermanos, yo ahora estaría feliz en Galicia, viendo el ciclismo y fumando mis puros despues de una buena mariscada”

Los hijos del presidente intentaban convencer a las fincas vecinas de que su crisis no era para tanto. Que pronto todo volvería a ser como antes, cuando les admiraban. Dependían tanto de su padre ahora que mamá se había ido. ¡Ella que tantas veces paró los golpes hasta que se cansó!

La familia del del 2º Derecha apoyaba en público a su padre, pero lo justo como para que no les identificasen con él en caso de que fracasara. Alguno incluso estaba seguro de que la Comunidad iría mejor si la gobernara alguno de sus tíos. Pero no podían decirlo muy alto. Al menos por ahora. Los que lo hicieron hace algo más de un año acabaron por tener que irse de casa.

Los demás vecinos no terminaban de pronunciarse. Se respiraba en el ambiente que el presidente había dejado de ser caballo ganador. A poco que preguntaras a unos y a otros, como si fuera una encuesta, hacía tiempo que se ve venir un cambio en la presidencia. Pero temían –sobre todo los de los áticos- que en su casa no entendieran que apoyaran al hijo del del Bigote, por mucho que pareciera más simpático que su padre. Quizá si le arrancaran algún regalo serían más comprensivos con ellos.

Los sindicalistas lo tenían claro. Con el presidente hasta el final. Si no le habían montado ninguna bronca en 6 años, ahora era demasiado tarde. Además, sabían que el presidente no se atrevería a hacer reformas drásticas. Aunque en el fondo sabían que era necesario cambiar algunas cosas para que la Comunidad tuviera futuro. Pero jamás lo reonocerían en público.

CONTINUARÁ….

PD: Ojalá que cualquier parecido con la realidad fuera pura coincidencia y que se pudiera decir que la historia aquí relatada no está basada en hechos reales.

Posted in > Desde España | Leave a Comment »

Comienza la era de Obama

Posted by Da Wei en marzo 29, 2009

Obama en un partido de los Bulls en Washington DC

Obama en un partido de los Bulls en Washington DC

Al final se cumplió nuestro pronóstico a 18 días y Barack Hussein Obama acabó ganando las elecciones presidenciales de los Estados Unidos el 4 de noviembre de 2008. Fue a las 10 de la noche hora local de Chicago, en una noche de temperaturas casi veraniegas (inusual para aquella época del año) y mientras caminábamos a través de Grant Park hacia la zona habilitada para los que no disponíamos de tickets, cuando un clamor estremecedor -fuera de lo normal- surgía de entre todos los rincones del impresionante parque situado en pleno corazón de la ciudad.

Tras una carrera desesperada hacia cualquiera de las decenas de televisiones distribuidas en la sede del partido demócrata para la noche electoral, descubríamos el motivo: la CNN había proyectado que el 44 presidente de los Estados Unidos sería el Senador por Illinois, convirtiéndose así en el primer presidente electo no-blanco de la historia de la democracia occidental.

Los votantes superaron incluso el “temido” efecto Bradley, teoría según la cual una gran parte de la mayoría blanca no podría votar por un representante de color aunque ellos quisieran. Dicha posibilidad de vuelco electoral comenzó a discutirse en los medios pocas semanas antes, con la clara intención de continuar añadiendo cualquier tipo de leña al fuego de las magníficas audiencias que se estaban cosechando por las elecciones presidenciales.

Porque varios fueron los elementos contribuyeron a que estas elecciones estuvieran prácticamente decididas casi dos semanas antes de la cita electoral y que quizás es conveniente que resumamos:

– Los desastrosos ocho años de gobierno Bush. Baste decir que el “apestado” no compareció en directo con el candidato republicano ni una sola vez desde el inicio oficial de la campaña, hecho inédito en unas elecciones norteamericanas desde la dimisión de Nixon. La campaña de Obama usó las imágenes de archivo que había de Bush-McCain sin piedad.
– “Es la economía, estúpido”. Ya durante la campaña se dejaba entrever una crisis económica sin precedentes (aunque todavía no se era consciente de la verdadera dimensión histórica). Todo el mundo parecía tener claro que el partido en el gobierno podría tener parte de culpa.
– Incuestionablemente importante resultó ser la lucha interna con la Clinton durante las primarias, debido a que se impulsó el registro de votantes demócratas (que quizás de otra manera no hubieran votado en las elecciones presidenciales)
– La broma de candidato republicano a vicepresidente, la gobernadora de Alaska Sarah Palin.

Y por último, y no por ello menos importante, el candidato demócrata en sí mismo. Su elegancia, inteligencia, origen humilde y buena educación. Su sentido del humor y seriedad, su perfecto discurso inspirador, su ilusión, auto-confianza y modestia, juventud, sentido del respeto y carisma. Un político fuera de lo normal a todas luces. Alguien capaz de despertar la ilusión y energizar a la juventud como pocos, muy pocos, políticos en la historia de Estados Unidos (y posiblemente del mundo).

Alguien capaz de inspirar confianza e ilusión debido a su contagioso optimismo y profesionalidad, teniendo como arma principal un “todos juntos sí que podemos”, más que ataques o descalificaciones al contrario.

La victoria electoral fue narrada por casi todos los medios con el mismo tono solemne y especial, siendo conscientes de que podría transcender más allá del hecho histórico que se estaba viviendo. Las expectativas alcanzaron niveles rozando lo desproporcionado. A Obama se le estaba empezando a considerar el mago que podría solucionar todos los problemas con su barita mágica.

Consciente del ambiente generado, el nuevo presidente electo y su equipo se marcaron entre uno de sus objetivos antes de la toma de posesión el tratar de aplicar grandes dosis de realismo y rebajar las tremendas expectativas, pero a su vez que no se perdiera la fe e ilusión de que todo puede mejorar.

Y no fue muy difícil cumplirlo. Por un lado, la economía oficialmente declarada en recesión, con el número de desempleados creciendo de forma espeluznante y batiendo records mes a mes; el mercado financiero atravesando una crisis de dimensiones comparables a la gran depresión; los monstruos americanos de la banca (Citigroup y Bank of America) al borde de la nacionalización; la industria automovilística, responsable de millones de puestos de trabajo, al borde del abismo, con las tres grandes (GM, Ford y Chrysler) necesitadas de ayuda en forma de miles millones de dólares de forma urgente. Por otro lado, la gigantesca burbuja del mercado inmobiliario –lógicamente- aceleraba su desinfle en todo el país. Además y por si fuera poco, casi todas las grandes corporaciones americanas supuestamente en buen estado (Microsoft, Pfizer, Home Depot Inc, Intel, etc), anunciaban masivos despidos usando la crisis económica como excusa.

Las únicas compañías que continúan anunciando beneficios, como no, Exxon o Chevron. También McDonald’s declaraba un incremente en sus ventas de, nada más y nada menos que un 80%. Aunque si tenemos en cuenta que recientes estudios sitúan el número de obesos en EEUU por encima del 34% y el número de americanos con sobrepeso en el 32% -es decir, más de 2/3 del país oficialmente gordos- las noticias que vienen de la compañía de comida basura deberían de ser vistas como una pésima señal.

Por no hablar de la situación de banca rota de muchos estados, con California a la cabeza. Precisamente el estado más rico de la unión, la que sería octava economía de la tierra, el que no hace mucho fue la referencia en innovación tecnológica y científica (y quizás lo siga siendo), están necesitados de ayuda federal urgente y están tratando de aprobar todo tipo de medidas que ayuden a tapar el inmenso agujero deficitario en las cuentas del estado.

Pero eso no es todo. Obama también se ha encontrado como en su propia casa no le ponen las cosas precisamente fácil. Comenzando por el escándalo de otro gobernador más de Illinois que se veía detenido por escándalos de corrupción, esta vez, ni más ni menos, la venta del propio sitio en el senado del presidente electo. ¿Hasta dónde podría salpicar al equipo de Obama semejante personaje? Además, una de las piezas claves de la administración Obama –el nuevo secretario del tesoro Timothy Geithner- se veía seriamente cuestionado por su “olvido” en el pago de impuestos. Mal comienzo para una pieza elemental en el plan para generar la tan necesaria confianza en el sector financiero. Otro nominado, Tom Dashle, finalmente se vio obligado a retirar su candidatura a secretario de Salud por escándalos –otra vez- sobre impuestos. Y ya van dos nominados a secretario del comercio que se retiran, primero el demócrata Bill Richarson por estar bajo vigilancia por supuestas donaciones políticas irregulares y luego el republicano Judd Gregg debido a “conflictos irresolubles” con el plan de estímulo económico de Obama.

Si a esto le añadimos que el partido en la oposición –el partido republicano- ha estado en contra o criticado absolutamente todas las medidas propuestas por la administración Obama, adiós a la promesa de “aproximaciones bipartidistas” para solucionar los grandes problemas del país.

Pero a pesar de todo este viento huracanado y de cara que se está encontrando, Obama no viene afortunadamente en bicicleta. Superarlo será una tarea de proporciones épicas. Pero solo el tiempo dirá si será capaz de ello. Algunas señales para el optimismo han podido apreciarse desde que tomó posesión. Las analizaremos cuando se cumplan sus primeros 100 días de gobierno.

Posted in > Desde las entrañas del Imperio Norteamericano | Etiquetado: , , , , , | Leave a Comment »

Historia novelada de 11 meses de oposición

Posted by aescalante en febrero 22, 2009

Aunque pueda resultar difícil de comprender, hace unas semanas que la prensa en España no abre sus portadas con datos de la crisis económica. A riesgo de que me falle mi memoria, creo recordar que sólo las cifras de paro han conseguido un titular a cinco columnas. Y eso que cada día es una catarata de apocalípticas cifras de despidos, rojos resultados empresariales o batacazos bursátiles.

Algo muy gordo debe estar pasando, dirá el avezado lector, para quitarle la apertura informativa a la crisis que tiene a medio mundo acongojado. Muy gordo no sé, pero muy típico de este país sí. Al fin y al cabo una posible definición del español medio podría ser la de alguien siempre dispuesto a despellejar a un rival y/o compañero. En este caso el protagonista es el PP, que desde que perdió hace un año sus segundas generales consecutivas intenta sin demasiado éxito buscar un resquicio de paz.

Si fuera una novela, sería algo parecido a esto:

Capítulo I: Digiriendo una derrota entre fuego amigo
rajoy-elvira1
Perdidas en marzo las segundas elecciones generales consecutivas, Mariano Rajoy duda. Su mujer parece pedirle en una expresiva foto que se retire a disfrutar de los tesoros y la tranquilidad de la vida en Galicia. Pero él quiere volver a intentarlo. Y lo anuncia. Sin embargo pierde a algunos de sus escuderos más fieles. Acebes y Zaplana no quieren continuar.

Mientras, en la Puerta del Sol la lideresa Aguirre ve cómo el anuncio de Rajoy puede cerrarle las puertas a su asalto final al poder del partido. Se pone en marcha para evitarlo. Mueve sus hilos, se aferra a la bandera liberal y llama a rebato a sus hombres. Logra poner tan nervioso a Rajoy que éste estalla –sin citarla- en un mitin en Elche: ¡Y si alguien no está contento… qué se vaya al partido liberal! En Sol, reaccionan con más presión. Tantean el terreno para ver si tienen apoyos suficientes para ganarle un Congreso a Mariano. Parece complicado, pero no imposible. En la prensa antiguos aliados rajoyescos publican textos críticos con él. Alegan pérdida de confianza en su liderazgo. Pero el golpe más duro llega desde el País Vasco. María San Gil, un símbolo para ellos, le abandona. Se va. Le encargó la ponencia política para el Congreso y ella dice que intentan imponerle un texto con el que no está de acuerdo. Demasiado moderado con el nacionalismo, argumenta. Días despues sigue sus pasos Ortega Lara. El mito deja de ser militante.

Esperanza vuelve a mover ficha. Le ofrece un puesto a San Gil, que lo rechaza. Pero no importa, el envite ya estaba sobre la mesa. “Yo quiero a las víctimas del terrorismo conmigo y Mariano las obliga a irse para ofrecer su cabeza a los nacionalistas”. Mientras, sigue sin desvelar si se presentará o no al Congreso. Hay una razón de peso. El sistema de voto a través de la recogida previa de avales, favorece que haya una única candidatura y esa es la de Mariano. Los posibles críticos no terminan de decidirse a dar el paso en público con la fuerza que necesitaría Aguirre. Así que la lideresa hace un intento desesperado. Comienza a promover las primarias en el partido. Quiere cambiar las reglas para tener alguna opción. Moviliza a sus peones en Madrid y en algunos medios de confianza. La campaña es intensa, pero el resultado insuficiente.

Llega junio y el Congreso en Valencia. El hecho de que Rajoy haya elegido esa ciudad desactiva la posible oposición al líder en el otro gran centro de poder del partido. Madrid está solo. Aguirre prefiere dar un paso atrás para no tener que gestionar una derrota. No se presenta, logra –a medias- que se acepten las primarias para próximas citas, pero Mariano es el único candidato. Consigue el 78% de los votos. Hace cuatro años tuvo el 98%. En su equipo, nuevos nombres como Soraya Sáenz de Santamaría, María Dolores de Cospedal, Esteban González Pons e incluso Alberto Ruíz Gallardón. El virrey de Madrid vuelve a revolotear por Génova. Aguirre parece haber perdido esta batalla.

CAPÍTULO II: Año nuevo, batalla nueva

El calendario político de 2009 parece marcar con claridad el terreno de batalla. En marzo, autonómicas en el País Vasco –primeras sin María San Gil- y en Galicia –la tierra de Mariano- para terminar en junio con las europeas. Tres pruebas de fuego. Unos buenos resultados avalarían la nueva línea del partido. Nuevas derrotas pondrían al líder al borde del abismo y abriría las puertas de par en par a los aspirantes a sucederle. Pero hasta junio faltan aún seis meses, debió pensar Aguirre mientras brindaba por el nuevo año. No sospechaba que alguien se le había adelantado. Para evitar ataques, lo mejor es controlar tu el juego, debió pensar Mariano mientras veía los saltos de esquí de año nuevo.

Total, que el ritmo se aceleró de repente. La portada de El País abrió fuego con titulares que acusaban a altos cargos de la Comunidad de Madrid de espiar con dinero y medios públicos a dirigentes del PP próximos a Mariano (al que según las malas lenguas se le escapó una sonrisa en su despacho cuando terminó de leer el Marca). Aguirre parece noqueada. Como única defensa para ganar tiempo sólo se le ocurre decir que El País es el diablo y no hay que hacerle caso. Sólo quiere enfangar al PP. Pero ella sabe que hay algo más. El objetivo del ataque son sus dos vicepresidentes. La están segando la hierba bajo los pies.

Pocos días despues, cuando todos los medios empiezan a publicar más detalles de la historia se queda sin argumentos convincentes. Pero, de repente, El Mundo contraataca. Sus portadas se llenan de titulares que acusan a hombres de confianza de Mariano de llevar años espiando desde Génova a los hombres de confianza de Aguirre (a la que según las malas lenguas se le escapó una sonrisa en su despacho mientras escuchaba a Federico). Tras varios de intercambio de golpes, pactan una salida digna para ambos. Una comisión de investigación en la Asamblea de Madrid aclarará lo sucedido. Como quiera que esa comisión está controlada por el PP, no se espera que salga nada provechoso. La grieta parece cerrada salvo que los tribunales sigan adelante con las denuncias presentadas.

Parecía que los soldados se retiraban a sus cuarteles a recomponer sus fuerzas. Sin embargo, falta menos de un mes para la correa4bigotes2primera doble cita electoral y el PP ha descuidado la retaguardia. Por ahí se cuela un juez de nombre Baltasar y apellido Garzón. Un viernes salta a los informativos con una operación contra una trama de empresarios corruptos que desde los tiempos de Aznar han trabajado para el PP. Amigos del yerno del ex presidente y con indudable aspecto mafioso organizaban mítines, viajes y congresos al PP. Sobre todo en Madrid y Valencia. Pero también a nivel nacional. Además, sobornaban a alcaldes del PP con bastante predisposición a ser sobornados para especular con terrenos y hacerse una fortuna a costa de los ciudadanos._


Según se van conociendo detalles del caso, hay más gente salpicada. Dimiten dos alcaldes del PP y un consejero del gobierno de Esperanza Aguirre. Se sospecha que hay también diputados autonómicos de Madrid y Valencia implicados. En el partido nadie se fia de nadie. Todos parecen sospechosos y Mariano les convoca a una reunión urgente en la que deciden arropar todos –incluída Aguirre- a su líder y denunciar una conjura de Garzón con el Gobierno para destruirles. ¿El Gobierno?. Sí, porque la prensa publica que el fin de semana que el juez empezó las detenciones, estuvo cazando en Jaén con el ministro de Justicia (y medio centenar de personas más). Elementos suficientes para construir una conspiración a la que agarrarse el PP.

ejecutivapp

Y en esas estamos en estos momentos. Los periódicos siguen desgranando detalles de la trama de corrupción. El PP pide varias veces al día la dimisión del ministro y amenaza con querellarse contra el juez por prevaricación. Mientras tanto, falta sólo una semana para las elecciones en Galicia y el País Vasco, pero la campaña apenas encuentra hueco más allá de la prensa regional. Los medios nacionales están entretenidos con lo que sucede en el principal partido de la oposición que necesita ahora más que nunca un buen resultado en las urnas. ¿Y la crisis económica?. Bien, gracias, dicen Zapatero, Solbes y los suyos (a los que las malas lenguas dicen que se les escapa una sonrisa cada vez que ven la portada de El País mientras escuchan la Ser).

…. Continuará.

Posted in > Desde España | Leave a Comment »

Elecciones 2008 en Estados Unidos: Crisis financiera entre debates presidenciales

Posted by Da Wei en octubre 18, 2008

Otro día negro en Wall Street. Esta vez la caída del Dow ha sido del 7.87% (-733 puntos). Al carajo los 900 puntos de subida que hubo tras la dosis de oxígeno enviada por los gobiernos europeos (básicamente, más dinero para que sigan con lo suyo). Los brokers de Wall Street están inquietos, inseguros, intraquilos. Lástima. Y están así como consecuencia del hundimiento del petrolero “Subprime” y la consiguiente marea de chapapote financiero desperdigado por una corriente de alcance mundial. También ha ayudado la explosión de la burbuja inmobiliaria, el sonido de las trompetas económicas anunciando la llegada inevitable a la recesión de la economía mundial y las dosis extras de cocaína.

La avaricia de los ejecutivos que ocupan altos puestos en las entidades bancarias no ha tenido límites. Había que generar beneficios como fuera aunque eso supusiera prestarle dinero al diablo del cliente sin ingresos, sin trabajo y sin pertenencias. Ya se les ocurriría qué hacer con semejante amasijo de mierda. La idea: empaquetarlo con la arena de los créditos más seguros y distribuirlo a través del mercado mundial. Pero esa tierra no ha sido suficiente y ahora el hedor ha acabado convirtiendo el mercado financiero en un lugar apestado. Al final los gobiernos se han visto obligados a construir a toda prisa costosísimas ventanas que permitan que corra el aire en las cloacas que son el sistema financiero.

Pero la generación de beneficios no ha quedado en el sector inmobiliario. En Estados Unidos ha surgido en los últimos años lo que es conocido como “la industria de la pobreza”, un campo que quedaba por explotar y que finalmente bajo el mandato del peor presidente de la historia de Estados Unidos (GWB) se han dado las condiciones para que eso ocurriera. Paso a describirlo:

Imaginad el típico barrio marginal de una gran ciudad norteamericana, habitado por familias pobres, numerosas (muchas de ellas honradas), con trabajos mal remunerados (que no les permiten optar a créditos convencionales porque “no reúnen” las garantías suficientes) y con el precio de la vida cada día más elevado, pero que tratan de pagar sus facturas religiosamente. De repente, en mitad de estas auténticas “zonas de guerra” aparece una edificio moderno, bien decorado y atractivo, rodeado por una valla tras la cual se descubren decenas de coches y un cartel enorme en el que se puede leer:

“Visítanos, consigue* tu crédito* y llévate* el coche* hoy mismo”

Para una persona que lo necesita desesperadamente en un país en el que los vehículos son imprescindibles para poder desplazarse donde quiera dios que hayas conseguido tu mal-pagado puesto de trabajo, el cartel es pura luz celestial. El problema es que tras los asteriscos se esconde una empresa con un programa informático que, alimentado con las características precarias del cliente en cuestión, genera unas condiciones crediticias que garantizan el máximo beneficio (con intereses espeluznantes) por el periodo de tiempo que el programa estima que el cliente podría pagarlo. Transcurrido dicho periodo y como consecuencia de la presión asfixiante de las facturas, el cliente se verá obligado a devolver el coche a dicha compañía puesto que ya no puede seguir pagándolo. La empresa podrá vender así el coche de nuevo y por consiguiente habrá generado muchos más beneficios que usando los viejos y menos rentables procedimientos.

¿Que quién ha controlado esto? Nadie. Es más, muchos de los clientes que eran clasificados como de “alto riesgo” en realidad no lo eran, pero esa etiqueta suponía aplicar intereses más elevados, es decir, más beneficios.

Bajo este escenario se están desarrollando las elecciones presidenciales. Como veníamos contando, el partido republicano estaba experimentando –sorprendentemente- una subida importante en la intención de voto como consecuencia del efecto “Sarah Palin” y todas las circunstancias ficticias que lo rodeaban y que contábamos en el episodio anterior.

Pero en la antesala del primer debate presidencial entre McCain y Obama, el Secretario del Departamento del Tesoro anuncia que no se puede esperar más tiempo y que tienen que recapitalizar a los gigantes Fannie Mae y Freddie Mac para evitar su inminente colapso. Acto seguido, Morgan Stanley, la supercompañía de inversiones, pide ayuda al gobierno debido a sus condiciones de banca rota. El gobierno le dice que tururú, quizás sabiendo que al día siguiente tendría que salir al rescate de la gigante aseguradora AIG. “Demasiado grande como para caer”.

Por si no fuera suficiente y cuando parecía que el terremoto financiero había pasado, el secretario Paulson declara que, o se inyecta en el mercado urgentemente 700,000,000,000 dólares o se hunde.

[Punto de reflexión: cómo de serias no serán las condiciones del sistema financiero como para que el republicando y presidente de los EEUU George W. Bush no haya podido evitar que se dieran a conocer estos datos catastróficos tan solo un mes y medio más tarde y por tanto no perjudicar al candidato republicano. No ha podido retrasarlo ni un mes y medio más. ¡¡Cómo de grave debe de ser la situación!!]

El tema sobre el que debía de centrarse el primero de los debates presidenciales era el supuesto punto fuerte de McCain: “Política exterior y seguridad nacional”. Pero la mala fortuna hizo que, dada la gravedad de la situación económica que acababa de destaparse, casi la mitad del tiempo de debate tuvo que dedicarse a que los candidatos explicaran las medidas que adoptarían para hacer frente a esta crisis de dimensiones históricas. En este terreno, Obama se sentía más seguro quizás porque tenía algo más que decir además del clásico y más que oxidado “bajar los impuestos” del partido republicano. ¿Crisis en el mercado laboral? “bajar los impuestos y eso generará millones de puestos de trabajo”. ¿Crisis de hipotecas? “bajar los impuestos y así se reestablecerá el mercado”. ¿Crisis de la seguridad social (pensiones)? “bajamos los impuestos y verás como se soluciona el problema”. ¿Crisis del sistema sanitario? “bajamos los impuestos y verás como ahora sí puedes comprar un seguro decente”. Es decir, la vieja medida republicana que se lleva oyendo en este país desde 1854 sigue siendo el principal arma electoral del partido y sus candidatos.

Pero centrémonos en el primer debate. Con ambos candidatos de pie, con todos los canales de televisión retransmitiéndolo, sin chuletas ni carpetas cargadas de gráficas (no como en un lugar de la Mancha con unos políticos pésimos de cuyo nombre prefiero no acordarme), un público escondido tras la penumbra de un escenario super-iluminado y con el compromiso de no emitir el más mínimo sonido durante todo el debate… durante una hora y media sin interrupciones publicitarias, llegó el primer cara a cara. En la sección económica, como decía, McCain se mostró mas inseguro y menos contundente, pero cuando por fin se cambio al tema del debate, respiro profundamente y cada vez que llegaba su turno iniciaba sus argumentos con un “el Sr. Obama para no entender que…”

Además en política exterior es cuando un demócrata parece sentirse avergonzado por una visión del mundo basado más en la diplomacia y en admitir que EEUU puede ser el número uno, pero que necesita al resto del mundo y que el unilateralismo puede llevarlo al punto en el que se encuentra, por ejemplo, en la actualidad. El nacionalismo norteamericano sin embargo no permite dudar de la total supremacía del “imperio más poderoso de la historia de la humanidad” [mi sensación -basada en ciertos signos percibidos- es que este nacionalismo tiene el enorme potencial de que puede acabar provocando la desintegración fulminante del país. Al tiempo]

El resultado global fue quizás un empate, pero desde mi punto de vista fue una victoria de McCain a los puntos por la seguridad que mostró en la última media hora. Ahora bien, las encuestas decían lo contrario y situaban a Obama como vencedor. McCain perdía así una oportunidad de oro y pintando bastos para su campaña.

Tras un periodo de movimientos erráticos y poco afortunados de la campaña de McCain, completamente perdidos en mitad de la crisis económica, llegó el debate entre los candidatos a vicepresidente, esto es, Joe Biden (por el partido demócrata) y Que-Dios-Nos-Coja-Confesados, también conocida como Sarah Palin (partido republicano). Después de las dos únicas entrevistas concedidas en las que hizo el más absoluto de los ridículos, la buena noticia es que ya solo lo podía hacer mejor. El formato del debate era ideal para ella: pregunta del moderador sobre un determinado tema, respuesta de ambos candidatos, y UNA sola contra respuesta. El gran problema de Palin, y motivo por el cual la mantienen alejada de la prensa, es que cuando el periodista –que no es imbécil- se da cuenta que parece no tener ni idea en algún tema, acto seguido la pone contra las cuerdas exigiéndole una respuesta, aunque se lo tenga que preguntar cinco veces.

Resulta tan patética que los principales programas televisivos de humor en Estados Unidos están batiendo todos los records de audiencia. Por ejemplo, Saturday Night Live de NBC dio en la diana con una imitadora que lo hace incluso mejor que la propia imitada. La incompetencia de la Palin llega hasta tal extremo que en los sketch apenas modifican el guión con respecto a lo que dijo la propia Sarah Palin. The Daily Show y The Colbert Report están que se salen con esta “Indecisión 2008”

Llegado el día del debate y con 70 millones de espectadores -de los que puede que un 60% lo estuviera viendo casi exclusivamente esperando cualquier pifiada- apareció una Sarah Palin que se sabía cada una de sus intervenciones de memoria. Tenía ensayados hasta los guiños y muecas que tenía que escenificar ante la cámara. ¿Si no sabía que contestar a una pregunta? Sin contemplaciones ni vergüenza alguna soltaba “quizás no reponderé a la pregunta como la formula el presentador o como quiere escucharla Joe Biden pero yo voy a hablarle directamente al pueblo americano sobre energía” –y de repente miraba fijamente a la cámara y continuaba… “porque en políticas energéticas yo soy una experta y blablabla”.

Todo de memoria, con puntos, comas y guiños de ojo.

¿Resultado del debate? Joe Biden barrió y reforzó su imagen como un candidato cualificado ante el posible escenario de una sustitución del presidente, y a su vez contribuyó a incrementar la imagen de una Sarah Palin ni de lejos preparada para asumir la presidencia de los Estados Unidos en el caso de que a su compañero de 72 años le sucediera cualquier desgracia. Aunque eso sí, decepcionó porque no nos deleitó con ninguna gran metedura de pata.

El segundo debate presidencial era bajo el formato de “Town Hall meeting”, es decir, los dos candidatos con micrófono en mano respondiendo directamente las preguntas del público asistente, con la particularidad de un moderador (Tom Brokaw) que también formularía preguntas supuestamente enviadas por los telespectadores. “El Michael Phelps de los Town Hall” era lo que venía escrito en la tarjeta de visita de John McCain, según la prensa. El formato es perfecto para cualquier político sin muchos argumentos y un poco de don de gentes puesto que el ciudadano de turno –sea un paleto o un avispado- suelta la pregunta y acto seguido se le quita el micrófono, es decir, ninguna posibilidad de contra-pregunta, o lo que es lo mismo, el candidato responde lo que le da la real gana.

Pero inesperadamente, McCain se encontró a un Obama muy tranquilo, muy seguro de si mismo, y respondiendo con gran claridad cada una de las preguntas, hecho que contribuyó a incrementar exponencialmente la intranquilidad del candidato republicano. Nerviosismo que resultó evidente puesto que mostró cierta falta de respeto en varios momentos, por ejemplo, levantándose y caminando por el estrado mientras Obama hablaba, o refiriéndose a él como “ese mismo”. Esta vez sí, Obama “venció” contundentemente y tras el debate se hizo más importante la brecha en la intención de voto según todas las encuestas.

En el tercer y último debate a 20 días de las elecciones, con la diferencia más alta en los sondeos entre los dos candidatos (entre 7 y 12 puntos), a pesar de que McCain se mostró muy agresivo atacando en cada una de las intervenciones a Obama, daba la sensación de que el cartucho estaba agotado incluso antes de ser disparado.

Al día siguiente, resultó significativo que el Washington Post (periódico conservador que, por ejemplo, defendió fervientemente la invasión de Irak) declaraba en su editorial el apoyo a Barak Obama como presidente de Estados Unidos. Junto con Los Angeles Times y el Chicago Tribune, han sido los primeros en declarar su apoyo a uno de los candidatos.

Mi sensación a 18 días para que se celebren las elecciones presidenciales es que el 4 de noviembre de 2008 pasará a la historia porque Barack Obama será el primer presidente afro-americano de los Estados Unidos de América. Y aunque parece que la inmensa mayoría lo tiene claro, está aún tan fresco el estrepitoso hundimiento de Jonh Kerry en las elecciones del 2004 como consecuencia de una magistral campaña dirigida por Karl Rove para G.W. Bush, que la gente prefiere no hacer predicciones y se mantiene muy precavida. Además, no puede olvidársenos que, aunque de madre blanca, Barack Obama es negro y eso tiene mucho peso en estas sociedades tan racistas como son las occidentales (con Europa a la cabeza, por supuesto). De hecho ha tenido que ser necesario una crisis histórica del sistema capitalista para que haya conseguido abrir brecha en la intención de voto en un país que sigue controlado por una gran masa de gente sin educación, fácil de asustar y manipular.

Afortunadamente para los americanos (y el mundo), el 43 presidente de los Estados Unidos pasará a ser historia (como el peor) en muy poco tiempo.

Posted in > Desde las entrañas del Imperio Norteamericano | Etiquetado: , , , , , , , | 2 Comments »

¿Qué me pasa, doctor?

Posted by aescalante en octubre 1, 2008

Aquel debate nos empezó a marcar un camino. Parecía sólo un aperitivo, los teloneros de las grandes estrellas que se iban a sentar cara a cara días más tarde, después de años sin enfrentarse. Pero resultó ser mucho más. Resultó ser un resumen de lo que acontecería en los meses posteriores. Sucedió el 21 de febrero en Antena 3 TV. En el atril de la izquierda, Pedro Solbes. En el de la derecha, Manuel Pizarro.

Para muchos, el PP comenzó esa noche comenzó a perder las posibilidades que pudiera tener de ganar las generales. Pizarro había dibujado un panorama económico gris tirando a negro oscuro. Solbes se esforzó en negarlo y -con el optimismo antropológico del que presume su jefe- presentó un paisaje idílico: bajadas de precios inmediatas e incluso pleno empleo esta legislatura. Y ganó por K.O.

Con el paso del tiempo, tras el veredicto de las urnas, la realidad nos ha dado una lección. A día de hoy, el diagnóstico se parece bastante más al de Pizarro que al de Solbes. Pero el encargado de aplicar el tratamiento es el segundo. Así las cosas, con la economía convertida en la gran preocupación en medio mundo, España ha tardado meses en asumir lo evidente. La fiesta se acabó y toca limpiar el piso.

Para que el Gobierno lo reconozca, ha tenido que aumentar el paro en un año en medio millón de personas. Derrumbarse el todopoderoso e intocablemente corrupto sector de la construcción del que ha vivido tanta y tanta gente. Cerrarse el grifo de ingresos de la inmensa mayoría de los ayuntamientos. Subir los precios, las hipotecas… Y una cosa más sin la que, estoy convencido, el Gobierno no habría reconocido lo evidente: la escandalosa crisis en EEUU.

Porque la ruidosísima caída del sistema ultraliberal americano le ha ofrecido a Zapatero un flotador. Alguien a quien poder echarle la culpa de la muerte de Manolete sin tener que reconocer su parte de responsabilidad. Incluso de presumir en Nueva York ante empresarios estadounidenses de la fortaleza del sistema financiero español como uno de las más sólidos del mundo.

Así que los doctores Solbes y Zapatero ya tienen nuevo diagnóstico: España está más sana que los demás, con algún achaque de precios (culpa del petróleo, nunca nuestra), de hipotecas (culpa del Banco Central Europeo, nunca nuestra) y algo de paro (culpla de la caída de la construcción inflada de forma artificial por los Gobiernos de Aznar, nunca nuestra). Pero sobrevivirá sin mayores problemas

Entretanto, el doctor Rajoy (porque el doctor Pizarro ha sido sustituido por el doctor Montoro) tiene otro diagnóstico: el virus americano amenaza con agravar la gripe española, que hemos cogido porque el Gobierno de Zapatero no ha abrigado a los españoles cuando las calderas construidas por Aznar empezaron a dar síntomas de que pronto dejarían de funcionar. Hemos dormido con el culo al aire, y ahora se nos cae el moco.

Desde el 21 de febrero, ha quedado claro quien tenía un pronóstico más ajustado. Habrá que ver quién lo tiene ahora. De momento, en los próximos días todos los doctores han quedado para intercambiar opiniones en La Moncloa. La experiencia me hace temer que será sólo para hacerse una foto. Espero equivocarme.

Posted in > Desde España | Etiquetado: , , , , , , | Leave a Comment »

Inicio de la Batalla Presidencial en EEUU: de los congresos demócrata y republicano a la tercera entrevista a Sarah Palin

Posted by Da Wei en septiembre 30, 2008

La actualidad política norteamericana ha alcanzado su punto más álgido cuando apenas restan menos de 40 días para que el pueblo vaya a las urnas a elegir al próximo presidente de los EEUU (4 de noviembre de 2008).

El telón quedó oficialmente levantado con el inicio del congreso demócrata (25-28 de Agosto) en el que se eligió oficialmente a Barack Obama como candidato a la presidencia, tras el cual aconteció el congreso del partido republicano (1 a 4 de Septiembre) en el que se haría lo mismo con John McCain.

Las elecciones primarias terminaron con una ventaja significativa de Obama en las encuestas frente a McCain. Mi percepción era que a la campaña de Obama estaba interesaba en que su ventaja con McCain no fuera tan importante. Y esto se debe a que lo pasaron realmente mal contra Hillary desde la mitad de las primarias cuando se situaron como cabeza de carrera y el desgaste fue mucho mayor desde esa posición.

La manera de que decreciera esa diferencia fue sacando a Obama de la actualidad nacional, mientras de camino se trabajaba en uno de los previsibles objetivos de ataque y supuesto punto fuerte del perro viejo republicano, esto es, la política exterior. Con dicho propósito, se le organizó un viaje a Obama en el que se le tomaron fotos con los iraquíes, afganos e israelíes. Además, para reforzar su imagen presidencial, reunión con los principales líderes europeos. Canciller alemana, con un super-discurso frente a nada más y nada menos que 200,000 personas (de lejos el mayor aforo que ha reunido hasta la fecha y dudo que sea superado), el presidente francés (con rueda de prensa conjunta a modo de jefe de estado) y con el primer ministro británico (con rueda de prensa incluida en la puerta del número 10 de Downing Street). Todo con un batallón de periodistas allá donde fuera. Ya lo tenía: en el caso de ser necesario, se saca un spot publicitario en el que se ponen juntas todas las imágenes de Obama con todos los líderes importantes y di ahora que no tiene experiencia en política exterior.

Mientras tanto McCain comenzaba a recortarle cierta ventaja en casa, supuestamente “preocupado” por los verdaderos problemas de los americanos “mientras Obama está por ahí fuera en lugar de estar con la gente que verdaderamente lo necesita”.

Bajo este escenario llega el momento de los congresos. Días antes de que comenzara el demócrata, Obama hace público que su compañero de campaña y candidato a la vicepresidencia será Joe Biden, senador demócrata de 66 años, bien conocido porque también estuvo compitiendo para ser el candidato a la presidencia. Destaca en lo político que redactó una ley federal para la protección de la mujer frente a la violencia doméstica y en lo personal, una conmovedora tragedia en la que perdió a su mujer en un accidente de tráfico y decidió renunciar a su puesto en el senado cuando acababa de ser elegido y así poder estar con sus hijos pequeños. Estratégicamente hablando, un demócrata sin demasiados enemigos, con tanta “experiencia” en Washington como quizás McCain y con un historial aparentemente limpio.

Los congresos no son más que un escaparate para publicitar a tu candidato, en el que todo tipo de perros viejos del partido, actores, artistas y simpatizantes aparecen alabando y tocando los tambores alrededor de las inmensas cualidades y virtudes del que será El Elegido. En el demócrata destacó Bill Clinton, el que nunca hasta esa fecha había mostrado ningún entusiasmo por Obama (no es de extrañar, puesto que su señora esposa peleó por la posición y volvió, además de con la derrota, dejando la casa medio arruinada). La gente me había contado lo buen orador que era Bill Clinton (durante su mandato yo no tenía ni idea de inglés) y efectivamente se confirmó que el hombre es de lo mejor que he visto dando discursos.

El Congreso demócrata termina con la espectacular puesta en escena de Obama en el estadio INVESCO de Denver delante de 75,000 personas, en el que a modo de César galáctico, acepta simbólicamente la candidatura a la presidencia, soltando un discurso que no quedará entre los mejores de su repertorio (alguno de ellos han sido realmente brillantes) pero suficiente como para provocar el éxtasis colectivo. Record de audiencia en este tipo de eventos con 40 millones de espectadores, superando incluso a la final de “american idol”.

Y al día siguiente, con las encuestas evidenciando el empujón que el congreso demócrata le había dado a Obama (lo de las encuestas me sigue pareciendo un cachondeo), John McCain revela quién será su compañero de campaña y candidato a la vicepresidencia de Estados Unidos: una tal Sarah Palin, gobernadora de Alaska. En ese preciso momento la mirada común se dirigió a la banda a ver qué indicaba el juez de línea, el cual se encontraba con la bandera levantada y efectivamente todos, demócratas, republicanos, medios de comunicación, directores de campaña de Obama, cocineros, meseros, taxistas y todos los ciudadanos que siguen la campaña día a día…. TODOS quedamos fuera de juego.

La pregunta inmediata era obvia: “¿pero quién cojones es esta mujer?”

Pero antes de responderla es importante que analicemos qué necesita McCain y entonces tendrá “cierto sentido” lo que eligieron (aunque no tenga sentido).

–    ¿Qué necesita? Aparentemente un milagro. Porque las bases republicanas no están precisamente excitadas con este senador más bien considerado independiente que republicano (por más que precisamente ahora se muestre como el más conservador del mundo) y amiguete de demócratas (Kerry mantuvo reuniones en él en el 2004 para estudiar incluirlo en el “ticket” a la casa blanca aunque luego no saliera adelante). Por tanto necesitaba a alguien que excitara a sus propias bases. Y además con cierto toque novedoso, fresco y diferente si fuera posible… porque “los otros” tienen a un negro guapetón, joven y de discurso atrayente.
–    ¿De qué disponen? Antes de la elección se hablaba los Huckabee, Romney, Lieberman… ninguno, absolutamente ninguno, es un republicano de los pies a la cabeza y mucho menos con carisma como para mover a las bases.

Pero, ¿tenemos alguna mujer, joven, con carisma -al menos en su tierra-, con cierta experiencia ejecutiva pero -lo más importante de todo- con quién las bases republicanas se puedan sentir identificada?

Entonces es cuando eligen a Sarah Palin como V.P.

El elegir a una mujer tiene el aliciente añadido de que cualquier crítica un poco más fuerte de la cuenta puede ser considerada como “sexista”, por tanto, estaban obligando a la campaña de Obama a medir cualquier tipo de comentario crítico con respecto a la señora Palin. Y el que tuvieran que hacer LO MISMO con la Hillary fue una PESADILLA.

La “brillante” elección se pone en escena en el congreso bajo el sobre nombre de la “Hockey Mum”, es capaz de reunir más audiencia televisiva que Obama, aprovecha para atacar, poco respetuosamente pero con gracia, con agresividad incisiva pero con la licencia que otorga la figura de una mujer joven que incluso resulta atractiva… y consigue levantar el entusiasmo de las bases republicanas. ¿Más? Madre de cinco hijos, el último de ellos con síndrome de Down (por tanto con pruebas palpables de lo firmemente que está en contra del aborto), había bajado los impuestos en su año de gobernadora, miembro de la Asociación Nacional del Rifle, pescadora, cazadora… Resumiendo: una perla republicana en todos los sentidos, con la supuesta cualidad de ser una “reformadora”, lo que permite que a partir de ese momento comienzan a repetir a los cuatro vientos que van a “agitar”, “transformar”, “cambiar” la manera en la que se han venido haciendo las cosas en Washington. Lo llaman, el verdadero “cambio” que tan “desesperadamente quiere el pueblo americano”. Es decir, ya de camino, le quitamos a Obama el eslogan que lo hizo famoso. Ahora si quieres cambio, vota por Palin/McCain.

El impacto de la Palin fue tan importante que las nuevas “encuestas” mostraban que McCain se situaba por encima de Obama, ganando posiciones especialmente entre las mujeres (¡¡hasta 20 puntos!!). Tal es el golpe de efecto que hasta la campaña de McCain comienza a preocuparse por el hecho de que quizás está eclipsando demasiado al verdadero candidato, de tal manera de que cuando McCain daba mítines era fácil encontrar butacas libres, mientras que la Sarita conseguía aforos completos y griterío fanático por donde quiera que se movía.

A todo esto, a la “Hockey Mum” se la mantiene completamente protegida de la prensa (sí, estás leyendo bien, un candidato que no responde a la prensa), y entre las “razones” que se argumentan es que los medios están siendo “sexistas” con Palin. ¿No era demasiado temprano como para empezar a usar el comodín del machismo? ¿pero es que hay algo que ocultar de esta nueva super-héroe republicana?

Obviamente.

En la primera entrevista concedida a Charlie Gibson de ABC News, se levantan bastantes sospechas sobre la falta de conocimiento y entendimiento sobre la política nacional e internacional (y yo añadiría que de cualquier cosa). Después vino un respiro con la segunda entrevista en la cadena radical-republicana (Fox), entrevista sin absolutamente ni un solo punto que pudiera ponerla en evidencia (vamos, redactada por la campaña de McCain).

Y la última entrevista concedida antes del debate que tiene pendiente con Biden, con la elegante Katie Couric de CBS News. Esta periodista fue increíblemente dulce formulando todas las preguntas para que no hubiera dudas sobre “sexismo”. Pues bien, esta fue la gota que colma el vaso porque quedaron demostradas todas las evidencias sobre su severa falta de cualificación. Algunas de las respuestas dejan a cualquiera con la boca abierta, pero sobre todo con la rotunda evidencia de su completa incompetencia.

¿Pero qué es lo que la hace tan inepta?

–    Experiencia: durante seis años fue la alcaldesa en un pueblito de 9,000 habitantes en Alaska, donde tuvo momentos tan brillantes como querer prohibir determinados libros en la biblioteca pública o un feo asunto en el que -al parecer- acabó despidiendo a su ex-cuñado del puesto público que tenía (obviamente, cuando se estaba divorciando o después). Como gobernadora primero apoyo la construcción de un superpuente a “ningún-sitio” (pretendía conectar una islita de 50 habitantes con una ciudad de 8000 residentes en el estado de Alaska) y con un coste monumental. El congreso norteamericano obviamente dijo que no, a cambio le dieron cierta cantidad de dinero y se cayó. El caso es que ella se ha presentado como una austera gobernadora e incluso llegó a negar esta evidencia de despilfarro en el mismísimo congreso republicano, cuando se había presentado a las elecciones en Alaska perteneciendo a una plataforma que pedía el puente (y con miles de fotos y declaraciones que lo demuestran). Destaco ésto porque lo repitió mil veces, tratando de usar el viejo comodín político de “decir una mentira mil veces se convierte en verdad”.
–    Argumenta, aunque parezca increíble, que tiene experiencia en política exterior porque Alaska tiene frontera con dos países, Rusia y Canadá. La realidad sobre su “experiencia” en política exterior  (y tiene 44 años) es que adquirió el pasaporte en el año 2007 por primera vez en su vida. El único viaje que se le conoce es a Iraq. Bueno, en realidad estuvo en Kuwait y por lo visto fue a visitar tropas americanas que dicen estar en la frontera con Iraq. Ah bueno, también visitó un hospital militar norteamericano en Alemania en su regreso a Alaska. No visitando el Reichstag, la puerta de Brandenburgo o la Alexandreplatz… no no, un hospital norteamericano y pa’casa.
–    Defiende que Georgia tiene que ser un miembro de la OTAN y por tanto bombardear Rusia si es necesario. Y sobre oriente medio, Iran e Israel mejor no repetirlo no vaya a ser que se desencadene la tercera guerra mundial.
–    Demostró en su entrevista con Katie que no sabe de qué va lo de la crisis financiera. Si le pregunta sobre los pros y contras –que dice estar estudiando y discutiendo con McCain– de dar una moratoria a los ciudadanos con hipotecas que están a punto de ser embargados, responde que lo está estudiando. “¿Pero cuales son?” –“Mmmm, los estamos estudiando”. “Ya ya, pero ¿cuales son?”. –“Los pros y contras son… Mira mira Katie, ¡¡un burro volando!!”
–    Argumentó que McCain tiene una larga experiencia como reformador y cuando se le pregunta que cite cómo y cuándo ha sido McCain un reformador y regulador cuando está perfectamente documentado y grabado que siempre ha defendido menos regulación todavía en estos sistemas de depredadores financieros… responde “intentaré encontrar algo y traértelo”.

Intentaré encontrar algo y traértelo”.

Una auténtica inepta. Casi un mes después de ser lanzada a escena política aún continúa sin conceder ruedas de prensa. En los actos a los que asiste solo se permite la entrada de fotógrafos. Ninguna pregunta. Mejor calladita. Cada vez se levantan más dudas, desde la prensa liberal a conservadora (repito, en su propio partido y a falta de casi un mes para las elecciones), sobre su tremenda falta de conocimiento. Y para colmo aún tiene pendiente un debate con Joe Biden. En el último sitio que me gustaría estar ahora mismo es en la dirección de campaña de McCain porque el stress que se deben de estar sufriendo esas criaturas tiene que ser inhumano.

Porque si el tener que lidiar con esta inútil no fuera suficiente, la semana en la que ocurrió la mayor crisis desde el crack del 29 en el sistema financiero norteamericano, no fue negra solo en Wall street, lo de McCain fue un auténtico desastre que ya analizaré en otro “post” porque en este ya me he extendido demasiado.

Esperaré a después del debate entre Biden y Blanca-Flor-Palin para contarlo.

Posted in > Desde las entrañas del Imperio Norteamericano | Etiquetado: , , , , , , , , | 2 Comments »

Finalizan las primarias en Estados Unidos con el adiós al más grande

Posted by Da Wei en agosto 29, 2008

Después de casi dos largos años de lucha entre candidatos dentro del partido demócrata y republicano, finalmente se decidió quienes serán los elegidos a pelear por la casa blanca.

En el lado republicano la cosa fue bastante más sencilla. Si al principio parecía que podría tratarse de una batalla larga al igual que la que estaban protagonizando sus homólogos demócratas, todo quedó decido tras el super-martes. Ni Gioulani, auto-eliminado como consecuencia de una pésima estrategia de campaña en la que pasó de ser el favorito al primer eliminado; ni Huckobee, que parecía ser el Obama del bando republicano por su sorprendente aparición procedente del lado más inaccesible de la absoluta Nada a una aplastante victoria en los primeras elecciones primarias (Iowa), aunque luego perdiera fuelle y explotara la burbuja en la que vivía; ni Rommie, que aunque podrido de dinero, se mantuvo en buenas posiciones desde el principio aunque sin terminar de despertar la simpatía del elector republicando. Cuando las cuentas no le salieron, decidió retirarse a tiempo y reconocer que McCain era el candidato in facto, a pesar que salió en tercera línea de parrilla. Y a chuparle el culo para ser el V.P. (o lo que sea dentro del gobierno McCain)

Una vez que McCain fue declarado quasi oficalmente el elegido a mediados de Marzo 2008, el candidato republicano se dedicó a ir trabajando en la campaña presidencial, aunque no con demasiada intensidad debido a la incertidumbre sobre quién sería su rival en el partido contrario.

Porque lo de los demócratas ha sido una agonía. Clinton empezó siendo la favorita a nivel nacional con mucha diferencia. Sin embargo, el joven senador por Illinois comenzó a crecer de forma imparable empujado por el aire fresco que envolvía su discurso y su imagen. Con una campaña milimétricamente bien preparada, supieron jugar todas las cartas, sobre todo en las etapas iniciales, maximizando los recursos de los que disponían y minimizando los posibles defectos (básicamente, la inexperiencia).

Pero tras el super-Martes, en el que quedó de manifiesto que Obama había tomado una diferencia que cambiaba las tornas y lo situaban como cabeza de carrera, con números muy sólidos y un momentum demoledor, la Clinton le cortó la cabeza al nefasto director de campaña que la llevó al desastre, se cambió la estrategia y decidieron agotar hasta el último cartucho… literalmente.

Entonces fue cuando la campaña para elegir al candidato demócrata se convirtió en una pesadilla. La Clinton no dejó de atacar por todos los frentes posibles al que era virtual candidato. Trató de aniquilarlo a través de sus puntos débiles (básicamente su falta de experiencia) y también en sus virtudes, menospreciándolas hasta el límite. Incluso cuando ya era matemático… ella aún seguía dañándolo y abriéndole heridas que parecían ser definitivas, al menos entre ellos.

Lo peor es que esta sucia campaña estaba dando resultados y Clinton seguía arañándole delegados, aunque fuera matemáticamente imposible que saliera vencedora, pero tratando de sembrar la duda sobre las posibilidades de la candidatura de Obama a nivel nacional y lo peor, creando un mal sentimiento entre los propios votantes de Clinton, como queriendo dar la impresión de que daba igual si él era el elegido… no ganaría las elecciones generales.

Por suerte para el Partido Demócrata, las matemáticas y la quiebra técnica de su campaña, consiguieron convencerla para retirarse y “apoyar” a Obama.

Siguiente parada: los congresos republicano y demócrata donde oficialmente se elige al candidato.

El mejor periodista de la historia norteamericana

El mejor periodista de la historia norteamericana

Ya con todo decidido, a la vuelta de un periodo de “respiro” para políticos, prensa, ciudadanos… repentinamente, el mejor periodista y analista político que posiblemente haya habido en la historia de Estados Unidos, Tim Russert, colapsó con 58 años de edad mientras preparaba el mejor programa de actualidad política del panel televisivo norteamericano, Meet the Press.

Cualquier tipo de descripción ensalzando su figura que pudiéramos dar desde estas líneas no es más que el fruto subjetivo de muchos meses escuchando sus sabios comentarios y siguiendo sus insuperables entrevistas, y quizás carecería de valor. Sin embargo la mejor prueba de la calidad humana y profesional de este señor es el tributo rendido por sus propios compañeros de la prensa. Empezando por la semana de tributo que le dedicaron en MSNBC, equivalente a la que se podría esperar para un Presidente o un Papa… así como la repuesta de sus propios compañeros en cadenas competidoras (especialmente la CBS y CNN), donde se dedicaron horas de televisión a hablar de su figura.

Sin duda, las elecciones presidenciales del año 2008 se han quedado sin toda la calidad e intensidad que Tim Russert era capaz de proporcionar a la actualidad política de EEUU.

¡¡Tú si que eras grande, Tim!!

Posted in > Desde las entrañas del Imperio Norteamericano | Leave a Comment »

Círculos viciosos

Posted by aescalante en febrero 5, 2008

La siguiente conversación está basada en hechos reales:

PSOE: Mira cuántos etarras estamos deteniendo. Y vamos a ilegalizar a las tapaderas de Batasuna. ¡Pero si hasta hemos metido en la cárcel a Otegi y sus colegas!

PP: Sí, pero lo hacéis ahora porque os conviene para las elecciones. Estáis disimulando. Habéis negociado con ETA, os habéis puesto de rodillas delante de los terroristas y hasta Zapatero reconoce que siguieron los contactos después de que mataran a los dos ecuatorianos en Barajas. Es más, seguro que si ganáis las elecciones, os rendiréis definitivamente.

PSOE: ¿Rendidos nosotros a ETA? ¿Y qué me dices de los obispos? Vosotros sí que os habéis rendido ante ellos. Por no hablar de los fachas liderados por Jiménez Losantos. Sois la derecha más rancia y Rajoy no manda. Manda Aznar y Esperanza Aguirre. ¡Qué le pregunten al pobre Gallardón!

PP: Gallardón es un rojo infiltrado. Menos mal que Mariano le ha puesto en su sitio. ¿Y qué me dices del gran fichaje de Pizarro?. Sí, el que defendió los intereses españoles en Endesa. Ese sí es un gestor económico y no Solbes que nos ha metido en una crisis de aúpa. Habéis dilapidado la herencia económica de Rato y Aznar. ¡Qué desastre!

PSOE: Pero si crecemos más del 3,5%. Y si suben los precios es por culpa del petróleo, que se ha encarecido por la guerra de Irak esa que tanto apoyó vuestro Aznar. Y si sube el paro es porque ha estallado la burbuja inmobiliaria que inflasteis para favorecer a vuestros amigos especuladores.

PP: ¡Mira quién presume de amistades! Pero si vosotros sólo estáis a gusto del brazo de los nacionalistas. De los antiespañoles como Carod o Ibarreche. Por no hablar de los actores titiriteros que viven de las subvenciones. Claro, que lo peor es lo bien que os lleváis con Castro y Chávez.

PSOE: ¿Castro? Pues Zapatero no se ha hecho fotos en La Habana con él en mangas de camisa como hizo Aznar. ¿Chávez? Ahh, sí. Ese al que Aznar quiso echar apoyando un golpe de Estado contra él. Pero es que claro, vosotros erais el perrito faldero de Bush.

PP: Lo vuestro es peor. Dejáis casarse a los homosexuales, queréis ampliar la ley del aborto, legalizar la eutanasia y cargaros la familia. ¡Donde vamos a llegar!

PSOE: ¿Qué familia? La verdadera familia es la que se ama y se respeta. Da igual el sexo de las parejas.

PP: A vosotros os da igual todo. ¿Cómo vais a defender la familia si no sois capaces de defender vuestro propio país?. ¿O me vas a decir que se defiende la nación renegando de la bandera y del himno?. ¡Y no me hagas hablar de vuestro afán por la Memoria Histórica!

PSOE: Tenéis miedo a que se hable del pasado porque sois herederos del franquismo. ¡Fraga es el presidente de vuestro partido!

PP: ¡Pues anda que vosotros! ¿Queréis que hablemos de Felipe? ¿De la corrupción? ¿Del GAL? ¿Y del 11-M? Porque sin el atentado ahora Rajoy sería presidente y España sería un país serio.

PSOE: Sí, hablemos del 11-M. Que vengan Acebes y Zaplana. ¿O están en el País Vasco buscando a los etarras que idearon el atentado?

PP: Vosotros engañasteis a los españoles. Rubalcaba y Blanco llamaron a la gente para que cercaran nuestras sedes en la jornada de reflexión. Y que sepas que nosotros a ETA la teníamos arrinconada, a punto de rendirse. No como vosotros ahora, que sois sus amigos.

PSOE: ¿Amigos nosotros de ETA? ¿Acaso Aznar no negoció con ellos? ¿Queréis que saquemos otra vez el vídeo que hicimos el año pasado?. Además, mira cuántos etarras estamos deteniendo. Y vamos a ilegalizar a las tapaderas de Batasuna. ¡Pero si hasta hemos metido en la cárcel a Otegi y sus colegas!

PP: Sí, pero lo hacéis ahora porque os conviene para las elecciones. Estáis disimulando. Habéis negociado con ETA, os habéis puesto de rodillas….”

Llegado a este punto, me vino a la cabeza la canción de Sabina que da título a este post y el estribillo que dice aquello de “Eso mismo fue, lo que yo me pregunté”

Posted in > Desde España | Leave a Comment »

Solo dos meses. Todavía dos meses.

Posted by aescalante en enero 12, 2008

A principios de la próxima semana se disuelven las Cortes y empieza la cuenta atrás de la legislatura. Faltan algo menos de dos meses para las elecciones de marzo aunque parezca que llevamos cuatro años de campaña. Hagamos una fotografía de los dos únicos partidos con posibilidades de ganar.

El PSOE parece haber encontrado un filón en las críticas de la Iglesia, que terminó el año con un multitudinario acto en Madrid, oficialmente, en defensa de la familia cristiana, con la guinda de una videoconferencia del Papa. Y ahí parece sentirse cómodo el PSOE porque le permite movilizar a un grupo potencial de electores contra los obispos y presumir de los avances en temas sociales.

Este debate tiene la ventaja para los socialistas de que permite identificar al PP con la Iglesia rancia y anclada en el pasado. Además, es ideal para lo que en las facultades de periodismo se conoce como “agenda setting”. Es decir, marca la agenda del debate público para que no se hable de cosas como la percepción de crisis económica que empiezan a tener cada vez más familias.

Esa es ahora mismo la baza que juega el PP. Hablar mucho de economía y pintar un futuro cuasi apocalíptico. Lo cierto es que algunos datos avalan su tesis y su gestión económica en el pasado juega a su favor. Pero da la impresión de que casi no tiene más vías de ataque en este momento. Como en una partida de ajedrez, el Gobierno ha ido desactivando todas las vías clásicas de esta legislatura.

Así, el PP parecen haber abandonado así otros temas. O al menos haberlos relegado a un lugar más discreto. Por ejemplo, el 11M (la sentencia parece haber calmado algo los ánimos salvo para quienes pretenden demostrar que Elvis sigue vivo y que a Kennedy lo mató el GAL). Por ejemplo, aquello de que Zapatero se ha rendido a ETA. La ruptura del alto el fuego, los cuatro asesinados, las importantes detenciones, los acuerdos con Francia, dejar el Gobierno de Navarra en manos de los socios del PP y el golpe de efecto definitivo que parece que se va a confirmar en las próximas horas: la ilegalización de ANV y el PCTV. Todos son hechos que juegan en contra de esa tesis con la que tanto ruido ha hecho el PP.

Otro de sus temas favoritos ha sido el soniquete de que España se rompe. El elemento clave ahí ha sido el Estatuto de Cataluña. Pues bien, parece que el Tribunal Constitucional no se va a pronunciar antes de las elecciones y la gente se ha olvidado ya del tema. De hecho, nunca interesó demasiado en la calle (la prueba es el éxito de participación en el referéndum). Además, el PP se dio un buen batacazo electoral en Cataluña y ha apoyado otras reformas de estatutos a lo largo y ancho de España. Por tanto, ahí tampoco parece que vayan a encontrar mucha fortuna.

Más ejemplos. Si a Zapatero se le ha reprochado que su agenda internacional se basara en Venezuela o Marruecos, pues ahí le tienes haciéndose fotos con Sarkozy (el nuevo mirlo blanco de la derecha europea y supuesto espejo de Rajoy). Que a este Gobierno se le acusaba de alergia a los símbolos nacionales, pues ahí está organizando el primer viaje del Rey a Ceuta y Melilla envuelto en banderas españolas.

Este panorama que he descrito parece muy favorable al PSOE. Pero no tengo claro que vaya a conseguirlo. Muchos de estos gestos son sólo fachada, y la gente puede votar con otras claves en la cabeza. Faltan solo dos meses. O, mejor dicho, faltan todavía dos meses. Y esto una fotografía cambia un segundo después de hacerla.

Posted in > Desde España | Etiquetado: , , , | Leave a Comment »

¡Felicidades Majestad!

Posted by aescalante en enero 10, 2008

El Rey ha cumplido 70 años. Bueno, eso ya lo debe saber a estas alturas todo el mundo a poco que se haya asomado en los últimos días -semanas incluso- a cualquier medio de comunicación español. Pero este no ha sido un cumpleaños cualquiera. Ha supuesto la guinda a una campaña bastante poco sutil de lavado de imagen del Rey. Campaña diseñada al milímetro por alguna cabeza pensante a quien no sabría poner nombre.

Esa campaña ha hecho que, en apenas unos meses, se hayan sucedido cosas como que los Reyes hayan ido por primera vez a Ceuta y Melilla (que les recibieron con una marea de banderas españolas), el Rey haya ido el día de nochevieja a Afganistán a brindar con los soldados españoles (aunque las uvas las tomó rodeado de jeques en Dubai) y, sobre todo, que su cumpleaños se haya “celebrado” durante semanas. Las televisiones comenzaron a emitir reportajes casi hagiográficos a mediados de diciembre y han seguido hasta bien entrado el nuevo año.

El día 5 fue al fin el aniversario, pero la fiesta aún se ha prolongado hasta anoche mismo. Por primera vez ha celebrado de forma “oficial” su cumpleaños, con una cena para casi 500 invitados en El Pardo con discurso sensiblero incluido del heredero y asistencia de políticos presentes y pasados de todo color y condición. Por supuesto, con despliegue mediático como en las grandes citas y el peloteo de rigor.

El rey durante su cena de cumpleaños

 

El objetivo de esta campaña milimetrada no es otro que intentar taponar de la forma más digna posible una vía de agua que amenazaba la plácida travesía del yate de la Zarzuela. Siempre se ha dicho que en España hay miedo a hablar mal de la Familia Real y en parte es cierto. Pero parecía que ese tabú se había comenzado a resquebrajar poco a poco. Cada vez eran más los que se atrevían a gritar que el Rey está desnudo cuando el monarca aparecía sin ropa. Como en el cuento.

En esas estábamos cuando El Jueves publicó su ya histórica portada y algún cráneo privilegiado (que diría Valle Inclán) decidió que eso era intolerable. Algunos buscaron sus ganancias en el río revuelto y otros les acercaron el megáfono para que se oyeran los gritos extremistas que hasta ahora se ahogaban ante la falta de aire. Y la grieta crecía.

Otros siguieron su ejemplo y se acordaron de que un polémico locutor había pedido hace dos años al Rey que abdicara si no era capaz de afrontar el desafío de los independentistas. Así que le acercaron también el megáfono para contribuir al ruido. Y como el afectado siempre embiste cuando ve un capote, entró al juego. Lo mismo sucedió con algún nacionalista vasco de peculiar peinado con ganas de recuperar parte de su protagonismo perdido en los últimos tiempos.

La marejada ya estaba a punto. Pero faltaba la separación de una hija o un por qué no te callas. Para entonces, la campaña había comenzado ya y se trataba de rentabilizar la frase. Alguna voz intentó decir que había sido un comportamiento bastante poco diplomático, pero apenas logró hacerse oír. No fuera a ser que estropease el retrato que con tanto trabajo habían comenzado a pintar. ¡Felicidades Majestad!

Posted in > Desde España | Etiquetado: , , | Leave a Comment »