Crónicas Hispánicas del siglo XXI

La visión hispanoamericana de la actualidad mundial desde diferentes puntos del planeta

El país de la democracia y la libertad I

Posted by Da Wei en enero 22, 2007

Aquí estoy, a 6.727 Km de la capital de España, a mitad de camino entre Nueva York y Los Ángeles. En estos momentos acaba de terminar la final de la conferencia Este de “Rugby Americano”, que enfrentaba al equipo local, los Chicago Bears frente a los New Orleans. Tras tres horas y cuarto de partido, los Bears confirman que ésta ha sido una gran temporada y jugarán el mayor acontecimiento deportivo de los EEUU: la SuperBowl. A juzgar por el tipo de publicidad que ha estado interrumpiendo constantemente la retransmisión, los televidentes aficionados al rugby americano deben de ser grandes consumidores de comida basura y les encanta comprar coches.bears.jpg

Desde mi llegada al corazón del imperio, parece que gran parte de la población norteamericana ha asimilado que la administración Bush dijo unas cuantas mentirijillas para justificar la invasión de Irak. De hecho, según algunas encuestas, incluso 1/3 de la población norteamericana piensa que el gobierno tuvo algo que ver en los atentados del 11-S. El pobre George está hundido en las mismas encuestas y ha podido comprobar como su partido se ha quedado sin el control del Senado y del Congreso.

A pesar de todo, su última iniciativa ha sido enviar 21.000 nuevos soldados a Irak, con la intención de poner fin lo antes posible a la pesadilla en la que se ha convertido la invasión. Eso, a pesar de que más del 70% de la población está en contra de enviar más tropas y que quieren que se salga de aquella caótica e incompresible región lo antes posible. En general, las encuestas de opinión no paran de castigar a todas y cada una de las iniciativas de la administración “W” de los últimos tiempos.

Pero, ¿acaso importa la opinión del pueblo norteamericano? Es más, ¿están los ciudadanos interesados en temas de política? Dado que nos encontramos en el país autodeclarado protector oficial de la Democracia y la Libertad en el mundo, no habría nada más indicativo del interés y fé de su pueblo en su sistema democrático que el porcentaje de participación electoral.

Pues bien, el contundente varapalo a la política de la administración georgiana no ha sido promovido por la participación del 78% de la población –como en las últimas elecciones en Venezuela, o ni siquiera el 54%, que es la media estadounidense de participación cuando se elige el congreso a la vez que el presidente… El porcentaje de participación ha sido inferior al 40%. Por cierto, 38.1% en 1998 y 39.5% en 2002.

Casualmente la primera noticia que leí sobre España en Estados Unidos (Agosto 2006) versaba sobre los resultados del referéndum del Estatut de Catalunya (sí, no daba crédito: me había ido de España asqueado de Estatut… y ahí estaba la noticia con dos meses de retraso persiguiéndome!). En este artículo se subrayaba la falta de interés de la consulta popular puesto que “el porcentaje de participación había sido del 49,42%, lo que parece indicar que los ciudadanos tenían más interés por disfrutar un día en la playa”.

Para intentar encontrar respuesta a la “pasividad democrática”, dejadme analizar varios aspectos fundamentales en un país avanzado y moderno, como son la sanidad, educación, justicia y derechos de los ciudadanos.

La Sanidad Pública prácticamente no existe. Para que te atiendan de forma gratuita tienes que demostrar que no tienes ingresos, que eres un indigente. A partir de un cierto límite en tus ingresos automáticamente te hacen pagar la factura. Los seguros sanitarios son realmente caros, hecho que conduce a 50 millones de estadounidenses decidir optar por carecer de seguro médico. A eso habrá que añadir todos aquellos que no tienen una cobertura total, ni siquiera amplia, con lo que el diagnóstico y seguimiento de ciertas enfermedades –de importancia- se queda sin ser atendido. Sobre este tipo de “medio-asegurados” no he encontrado datos, casualmente.

– Según me cuentan profesores de educación primaria, el nivel y la situación de la educación pública es lamentable. En cuanto a la enseñanza universitaria, hay ciertas universidades que reciben financiación por parte de algunos estados… pero eso abarata costes, nada de convertirla en gratuita. Por ejemplo, mi factura semestral asciende a 11.000 dólares (si hay dos semestres… 22.000 dólares aproximadamente), y yo estoy en una Universidad medio estatal, de las consideradas “públicas”.

– Tengo serias dudas de que el estado vele por la independencia del sistema judicial. No se si ni siquiera se puede decir que sea igual para todos. Todo gira en torno a la figura de un buen abogado, el cual puede conseguir que millonarios que acometen escandalosos atropellos queden en libertad o cumplan una pena mínima.

– Como consumidor, he tenido que esperar hasta el quinto mes para que realmente pague lo que había contratado. Sírvame como ejemplo la factura de Teléfono e Internet. Contraté el paquete básico de Internet y de teléfono solo llamadas locales y cierto “paquetes” de mantenimiento. Por error e ignorancia realizamos un par de llamadas a números no locales. Pues bien, automáticamente esas llamadas fueron asignadas a dos compañías telefónicas distintas que, sin haber contratado, automáticamente nos hicieron clientes. Las di de baja en la primera factura pero… hasta cinco meses después y por yo-no-se-que-clausulas les he estado pagando cuotas mensuales hasta el quinto mes. ¿Posibilidad de devolver la factura? Imposible, para eso tendría que devolver la factura de AT&T, que es la que contraté, ya que ésta última les hace de cobrador POR LEY a las otras dos.

– Un ejemplo de protecciones sociales: el número de semanas con derecho a baja por parto asciende a DOS. Repito, dos semanas. Es decir, con los puntos aún frescos, la felizmente nueva madre supuestamente tiene que volver a trabajar. Tengo que confirmar si estas dos semanas están pagadas o no (os parecería escandaloso lo contrario? ja!)

La sensación es que el estado no existe. Es la sociedad ultraliberal por excelencia. Los beneficios sociales prácticamente no existen. Alucinan cuando les cuentas los que tenemos en España (se desmayarían si les hablara de los países norte-europeos).

Ahora bien, las “taxes” se aplican a todos y cada uno de los servicios y productos que consumes sin ningún tipo de excepción, os lo garantizo. ¿Para qué o quién es el dinero que recauda el estado? Las primeras observaciones me hacen predecir que la respuesta a esa pregunta la encontraré en:

1.- Mantener la mayor máquina bélica de la historia.
2.- Favorecer los intereses de las principales empresas del país.

Por tanto creo haber entendido la falta de entusiasmo democrático que tiene el 60% de la población norteamericana (la friolera de 180 millones de personas). Ahora tiene sentido el hecho de que en las tribunas de opinión la gente sea tan crítica con los políticos. Ahora tiene sentido que la gente no quiera elegir entre “lo malo o lo peor”. Ahora empieza a tener sentido la pasividad.

Soy consciente de que quizás me he adelantado en las respuestas. Pero no os preocupéis, que faltan muuuuuchos datos todavía comentar y analizar.

Una última reflexión: la gente no es ni mucho menos tonta. Que la renta per cápita sea la más alta del planeta ayuda a mantener la “pasividad democrática”. Y por supuesto, una máquina mediática perfectamente engrasada. Pero como el bienestar, la felicidad, la satisfacción que permite una capacidad de actuación o de funcionar en un momento dado de la vida… como esa sensación continúe cayendo –léase, calidad de vida- desencadenará el principio del cambio.

Aprendiendo día a día. Sorprendiéndome día a día,
Un observador español alucinado

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: