Crónicas Hispánicas del siglo XXI

La visión hispanoamericana de la actualidad mundial desde diferentes puntos del planeta

Posts Tagged ‘Add new tag’

Inicio de la Batalla Presidencial en EEUU: de los congresos demócrata y republicano a la tercera entrevista a Sarah Palin

Posted by Da Wei en septiembre 30, 2008

La actualidad política norteamericana ha alcanzado su punto más álgido cuando apenas restan menos de 40 días para que el pueblo vaya a las urnas a elegir al próximo presidente de los EEUU (4 de noviembre de 2008).

El telón quedó oficialmente levantado con el inicio del congreso demócrata (25-28 de Agosto) en el que se eligió oficialmente a Barack Obama como candidato a la presidencia, tras el cual aconteció el congreso del partido republicano (1 a 4 de Septiembre) en el que se haría lo mismo con John McCain.

Las elecciones primarias terminaron con una ventaja significativa de Obama en las encuestas frente a McCain. Mi percepción era que a la campaña de Obama estaba interesaba en que su ventaja con McCain no fuera tan importante. Y esto se debe a que lo pasaron realmente mal contra Hillary desde la mitad de las primarias cuando se situaron como cabeza de carrera y el desgaste fue mucho mayor desde esa posición.

La manera de que decreciera esa diferencia fue sacando a Obama de la actualidad nacional, mientras de camino se trabajaba en uno de los previsibles objetivos de ataque y supuesto punto fuerte del perro viejo republicano, esto es, la política exterior. Con dicho propósito, se le organizó un viaje a Obama en el que se le tomaron fotos con los iraquíes, afganos e israelíes. Además, para reforzar su imagen presidencial, reunión con los principales líderes europeos. Canciller alemana, con un super-discurso frente a nada más y nada menos que 200,000 personas (de lejos el mayor aforo que ha reunido hasta la fecha y dudo que sea superado), el presidente francés (con rueda de prensa conjunta a modo de jefe de estado) y con el primer ministro británico (con rueda de prensa incluida en la puerta del número 10 de Downing Street). Todo con un batallón de periodistas allá donde fuera. Ya lo tenía: en el caso de ser necesario, se saca un spot publicitario en el que se ponen juntas todas las imágenes de Obama con todos los líderes importantes y di ahora que no tiene experiencia en política exterior.

Mientras tanto McCain comenzaba a recortarle cierta ventaja en casa, supuestamente “preocupado” por los verdaderos problemas de los americanos “mientras Obama está por ahí fuera en lugar de estar con la gente que verdaderamente lo necesita”.

Bajo este escenario llega el momento de los congresos. Días antes de que comenzara el demócrata, Obama hace público que su compañero de campaña y candidato a la vicepresidencia será Joe Biden, senador demócrata de 66 años, bien conocido porque también estuvo compitiendo para ser el candidato a la presidencia. Destaca en lo político que redactó una ley federal para la protección de la mujer frente a la violencia doméstica y en lo personal, una conmovedora tragedia en la que perdió a su mujer en un accidente de tráfico y decidió renunciar a su puesto en el senado cuando acababa de ser elegido y así poder estar con sus hijos pequeños. Estratégicamente hablando, un demócrata sin demasiados enemigos, con tanta “experiencia” en Washington como quizás McCain y con un historial aparentemente limpio.

Los congresos no son más que un escaparate para publicitar a tu candidato, en el que todo tipo de perros viejos del partido, actores, artistas y simpatizantes aparecen alabando y tocando los tambores alrededor de las inmensas cualidades y virtudes del que será El Elegido. En el demócrata destacó Bill Clinton, el que nunca hasta esa fecha había mostrado ningún entusiasmo por Obama (no es de extrañar, puesto que su señora esposa peleó por la posición y volvió, además de con la derrota, dejando la casa medio arruinada). La gente me había contado lo buen orador que era Bill Clinton (durante su mandato yo no tenía ni idea de inglés) y efectivamente se confirmó que el hombre es de lo mejor que he visto dando discursos.

El Congreso demócrata termina con la espectacular puesta en escena de Obama en el estadio INVESCO de Denver delante de 75,000 personas, en el que a modo de César galáctico, acepta simbólicamente la candidatura a la presidencia, soltando un discurso que no quedará entre los mejores de su repertorio (alguno de ellos han sido realmente brillantes) pero suficiente como para provocar el éxtasis colectivo. Record de audiencia en este tipo de eventos con 40 millones de espectadores, superando incluso a la final de “american idol”.

Y al día siguiente, con las encuestas evidenciando el empujón que el congreso demócrata le había dado a Obama (lo de las encuestas me sigue pareciendo un cachondeo), John McCain revela quién será su compañero de campaña y candidato a la vicepresidencia de Estados Unidos: una tal Sarah Palin, gobernadora de Alaska. En ese preciso momento la mirada común se dirigió a la banda a ver qué indicaba el juez de línea, el cual se encontraba con la bandera levantada y efectivamente todos, demócratas, republicanos, medios de comunicación, directores de campaña de Obama, cocineros, meseros, taxistas y todos los ciudadanos que siguen la campaña día a día…. TODOS quedamos fuera de juego.

La pregunta inmediata era obvia: “¿pero quién cojones es esta mujer?”

Pero antes de responderla es importante que analicemos qué necesita McCain y entonces tendrá “cierto sentido” lo que eligieron (aunque no tenga sentido).

–    ¿Qué necesita? Aparentemente un milagro. Porque las bases republicanas no están precisamente excitadas con este senador más bien considerado independiente que republicano (por más que precisamente ahora se muestre como el más conservador del mundo) y amiguete de demócratas (Kerry mantuvo reuniones en él en el 2004 para estudiar incluirlo en el “ticket” a la casa blanca aunque luego no saliera adelante). Por tanto necesitaba a alguien que excitara a sus propias bases. Y además con cierto toque novedoso, fresco y diferente si fuera posible… porque “los otros” tienen a un negro guapetón, joven y de discurso atrayente.
–    ¿De qué disponen? Antes de la elección se hablaba los Huckabee, Romney, Lieberman… ninguno, absolutamente ninguno, es un republicano de los pies a la cabeza y mucho menos con carisma como para mover a las bases.

Pero, ¿tenemos alguna mujer, joven, con carisma -al menos en su tierra-, con cierta experiencia ejecutiva pero -lo más importante de todo- con quién las bases republicanas se puedan sentir identificada?

Entonces es cuando eligen a Sarah Palin como V.P.

El elegir a una mujer tiene el aliciente añadido de que cualquier crítica un poco más fuerte de la cuenta puede ser considerada como “sexista”, por tanto, estaban obligando a la campaña de Obama a medir cualquier tipo de comentario crítico con respecto a la señora Palin. Y el que tuvieran que hacer LO MISMO con la Hillary fue una PESADILLA.

La “brillante” elección se pone en escena en el congreso bajo el sobre nombre de la “Hockey Mum”, es capaz de reunir más audiencia televisiva que Obama, aprovecha para atacar, poco respetuosamente pero con gracia, con agresividad incisiva pero con la licencia que otorga la figura de una mujer joven que incluso resulta atractiva… y consigue levantar el entusiasmo de las bases republicanas. ¿Más? Madre de cinco hijos, el último de ellos con síndrome de Down (por tanto con pruebas palpables de lo firmemente que está en contra del aborto), había bajado los impuestos en su año de gobernadora, miembro de la Asociación Nacional del Rifle, pescadora, cazadora… Resumiendo: una perla republicana en todos los sentidos, con la supuesta cualidad de ser una “reformadora”, lo que permite que a partir de ese momento comienzan a repetir a los cuatro vientos que van a “agitar”, “transformar”, “cambiar” la manera en la que se han venido haciendo las cosas en Washington. Lo llaman, el verdadero “cambio” que tan “desesperadamente quiere el pueblo americano”. Es decir, ya de camino, le quitamos a Obama el eslogan que lo hizo famoso. Ahora si quieres cambio, vota por Palin/McCain.

El impacto de la Palin fue tan importante que las nuevas “encuestas” mostraban que McCain se situaba por encima de Obama, ganando posiciones especialmente entre las mujeres (¡¡hasta 20 puntos!!). Tal es el golpe de efecto que hasta la campaña de McCain comienza a preocuparse por el hecho de que quizás está eclipsando demasiado al verdadero candidato, de tal manera de que cuando McCain daba mítines era fácil encontrar butacas libres, mientras que la Sarita conseguía aforos completos y griterío fanático por donde quiera que se movía.

A todo esto, a la “Hockey Mum” se la mantiene completamente protegida de la prensa (sí, estás leyendo bien, un candidato que no responde a la prensa), y entre las “razones” que se argumentan es que los medios están siendo “sexistas” con Palin. ¿No era demasiado temprano como para empezar a usar el comodín del machismo? ¿pero es que hay algo que ocultar de esta nueva super-héroe republicana?

Obviamente.

En la primera entrevista concedida a Charlie Gibson de ABC News, se levantan bastantes sospechas sobre la falta de conocimiento y entendimiento sobre la política nacional e internacional (y yo añadiría que de cualquier cosa). Después vino un respiro con la segunda entrevista en la cadena radical-republicana (Fox), entrevista sin absolutamente ni un solo punto que pudiera ponerla en evidencia (vamos, redactada por la campaña de McCain).

Y la última entrevista concedida antes del debate que tiene pendiente con Biden, con la elegante Katie Couric de CBS News. Esta periodista fue increíblemente dulce formulando todas las preguntas para que no hubiera dudas sobre “sexismo”. Pues bien, esta fue la gota que colma el vaso porque quedaron demostradas todas las evidencias sobre su severa falta de cualificación. Algunas de las respuestas dejan a cualquiera con la boca abierta, pero sobre todo con la rotunda evidencia de su completa incompetencia.

¿Pero qué es lo que la hace tan inepta?

–    Experiencia: durante seis años fue la alcaldesa en un pueblito de 9,000 habitantes en Alaska, donde tuvo momentos tan brillantes como querer prohibir determinados libros en la biblioteca pública o un feo asunto en el que -al parecer- acabó despidiendo a su ex-cuñado del puesto público que tenía (obviamente, cuando se estaba divorciando o después). Como gobernadora primero apoyo la construcción de un superpuente a “ningún-sitio” (pretendía conectar una islita de 50 habitantes con una ciudad de 8000 residentes en el estado de Alaska) y con un coste monumental. El congreso norteamericano obviamente dijo que no, a cambio le dieron cierta cantidad de dinero y se cayó. El caso es que ella se ha presentado como una austera gobernadora e incluso llegó a negar esta evidencia de despilfarro en el mismísimo congreso republicano, cuando se había presentado a las elecciones en Alaska perteneciendo a una plataforma que pedía el puente (y con miles de fotos y declaraciones que lo demuestran). Destaco ésto porque lo repitió mil veces, tratando de usar el viejo comodín político de “decir una mentira mil veces se convierte en verdad”.
–    Argumenta, aunque parezca increíble, que tiene experiencia en política exterior porque Alaska tiene frontera con dos países, Rusia y Canadá. La realidad sobre su “experiencia” en política exterior  (y tiene 44 años) es que adquirió el pasaporte en el año 2007 por primera vez en su vida. El único viaje que se le conoce es a Iraq. Bueno, en realidad estuvo en Kuwait y por lo visto fue a visitar tropas americanas que dicen estar en la frontera con Iraq. Ah bueno, también visitó un hospital militar norteamericano en Alemania en su regreso a Alaska. No visitando el Reichstag, la puerta de Brandenburgo o la Alexandreplatz… no no, un hospital norteamericano y pa’casa.
–    Defiende que Georgia tiene que ser un miembro de la OTAN y por tanto bombardear Rusia si es necesario. Y sobre oriente medio, Iran e Israel mejor no repetirlo no vaya a ser que se desencadene la tercera guerra mundial.
–    Demostró en su entrevista con Katie que no sabe de qué va lo de la crisis financiera. Si le pregunta sobre los pros y contras –que dice estar estudiando y discutiendo con McCain– de dar una moratoria a los ciudadanos con hipotecas que están a punto de ser embargados, responde que lo está estudiando. “¿Pero cuales son?” –“Mmmm, los estamos estudiando”. “Ya ya, pero ¿cuales son?”. –“Los pros y contras son… Mira mira Katie, ¡¡un burro volando!!”
–    Argumentó que McCain tiene una larga experiencia como reformador y cuando se le pregunta que cite cómo y cuándo ha sido McCain un reformador y regulador cuando está perfectamente documentado y grabado que siempre ha defendido menos regulación todavía en estos sistemas de depredadores financieros… responde “intentaré encontrar algo y traértelo”.

Intentaré encontrar algo y traértelo”.

Una auténtica inepta. Casi un mes después de ser lanzada a escena política aún continúa sin conceder ruedas de prensa. En los actos a los que asiste solo se permite la entrada de fotógrafos. Ninguna pregunta. Mejor calladita. Cada vez se levantan más dudas, desde la prensa liberal a conservadora (repito, en su propio partido y a falta de casi un mes para las elecciones), sobre su tremenda falta de conocimiento. Y para colmo aún tiene pendiente un debate con Joe Biden. En el último sitio que me gustaría estar ahora mismo es en la dirección de campaña de McCain porque el stress que se deben de estar sufriendo esas criaturas tiene que ser inhumano.

Porque si el tener que lidiar con esta inútil no fuera suficiente, la semana en la que ocurrió la mayor crisis desde el crack del 29 en el sistema financiero norteamericano, no fue negra solo en Wall street, lo de McCain fue un auténtico desastre que ya analizaré en otro “post” porque en este ya me he extendido demasiado.

Esperaré a después del debate entre Biden y Blanca-Flor-Palin para contarlo.

Posted in > Desde las entrañas del Imperio Norteamericano | Etiquetado: , , , , , , , , | 2 Comments »